BLOG

WEXWE

Laura Mafud: “La pandemia ha aumentado la crisis económica por lo que es necesario reconvertirse”.

Hay que ver cómo nos reconvertimos de esta situación generada por la pandemia. Con la foto de hoy, diría que muchos nuevos hábitos llegaron para quedarse. Lo real es que muchos de los cambios en el consumo generados con internet permanecerán después de la cuarentena.

¿Qué panorama deberán enfrentar los pequeños y medianos emprendimientos después de la pandemia?

Es muy complejo el presente que estamos viviendo porque hay una conjunción de hechos que influyen sobre el futuro de los emprendimientos. Por un lado, está una crisis local propia con indicadores económicos negativos que la Argentina viene arrastrando desde hace años. Por otro lado, más allá de los efectos de la pandemia, se suma otro componente de carácter internacional que es el impacto económico generado por las restricciones comerciales y de cambios en los procesos de producción mundial.

El banco mundial estimó en un reciente informe, que cuando termine el 2020 el PBI a nivel mundial, habrá caído un 5,2% en términos reales respecto al 2019. Por supuesto que esta proyección no es la misma para todos los países del mundo. Los países desarrollados van a retroceder un poquito más, los emergentes, otro tanto.

En el caso de la Argentina, el pronóstico del Banco Mundial es de un decrecimiento de un 7,3%, aunque un informe elaborado por la Facultad de Económicas de la UCA ya apunta al 8%.

En lo que tiene que ver con el comercio, hubo un relevamiento que realizó la Cámara de comercio de Argentina en la que describe que en la primera mitad del año 2020 cerraron unas 42.000 pymes: 25 mil en el AMBA y 18 mil en el resto del país. Todos números que no son para nada alentadores para el futuro.

Por parte del Gobierno, ¿surgió alguna posibilidad de ayudarlos?

Sí, hay intención de ayudarlos, Los distintos gobiernos provinciales y el nacional están trabajando con diferentes entidades empresariales y de comercio para encontrar soluciones. Por otro lado, existe un proyecto de reactivación económica impulsado por la Unión de Emprendedores de la Argentina, que es una asociación apartidaría que no responde al gobierno ni a la oposición, que propone herramientas para reactivar la economía después de la catástrofe que ha dejado la pandemia.

También empezaron a ponerse en contacto dirigentes de los diferentes espacios políticos para proponer proyectos. Hay un proyecto que cuenta con la firma de los diputados Juan Carlos Marino, de la UCR, y Jorge Enrique, de Cambiemos, que proponen varias medidas de reactivación para empresas y emprendedores.

Otro punto importante a reactivar es el turismo y los sectores de entretenimiento. Todos esperamos en algún momento tomarnos vacaciones y viajar. Las agencias de turismo, la mayoría son pymes o empresas familiares, que están hace varios meses frenadas y no tienen una proyección clara sobre cuál será su futuro en cuanto a funcionamiento.

Basándote en tu experiencia y tu análisis sobre las pymes, ¿las franquicias son una alternativa viable para las emprendedoras?

Históricamente, en las épocas de crisis, al segmento de franquicias en la Argentina, le ha ido bien. Este es un sector que, en los momentos en que está tambaleando el sistema económico, da cierta seguridad porque justamente se apoya en marcas reconocidas que ya están establecidas y que tienen un modelo de negocio funcionando.

Si una emprendedora tiene cierta capacidad para invertir y quiere ir con un modelo de negocio que está probado, sabe que si bien para adquirir la franquicia debe pagar un feed de ingreso, un canon destinado a la publicidad y una inversión para hacer operativo el negocio, también sabe que cuenta con el aval de una marca, con un manual de operaciones, con entrenamiento, capacitación y una suerte de garantía de marca detrás.

Las franquicias, además, son una forma de conocer y aprender cómo funciona un negocio. Ese conocimiento puede ser muy útil para una emprendedora si en el futuro quiere emprender por cuenta propia de manera independiente. Conozco emprendedores que empezaron liderando una franquicia de una marca de terceros, hasta que lo toman como experiencia para saber cómo se hace y luego hacen proyectos propios.

¿Creés que los hábitos de consumo que cambiaron por la pandemia afectarán de una u otra manera en rubros como la gastronomía y hotelería?

Hay que ver cómo nos reconvertimos de toda esta situación generada por la pandemia. Y en esta reconversión incluyo al consumo. Con la foto de hoy, diría que muchos nuevos hábitos llegaron para quedarse. Si bien yo compraba por internet antes de la cuarentena, no hay duda que desde marzo lo uso mucho más y para segmentos que a lo mejor antes no utilizaba. Muchos locales gastronómicos y emprendedores se reconvirtieron muy bien y lograron explotar más la venta por internet a través de las promociones en las redes sociales y la atención instantánea. Los que mejor lo hicieron, seguramente ya venían desarrollando procesos de venta por las redes sociales.

Lo real es que muchos de los cambios en el consumo generados con internet permanecerán después de la cuarentena. No en un 100%, porque también se querrá volver a la experiencia de conocer gente, de encontrarse, de dejar a un lado lo digital y volver a meternos en el modo analógico.

 

Laura Mafud

Periodista especializada en Pymes y negocios.

 

Fragmento del programa de radio de WexWe Emprendedoras, emitido el día 12 de septiembre por Radio Rivadavia AM 630.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp